Como se habrán percatado, este pasado miércoles 13 de marzo de 2019 una gran cantidad de servicios de mensajería no funcionaron apropiadamente, no pudiendo enviar textos y/o audios, en una caída global que afectó servicios como Facebook, Messenger, WhatsApp e Instagram. Si bien todo ya está reestablecido y funcionando como debería, Telegram anunció que durante dicho periodo amasaron la enorme cantidad de 3 millones de usuarios nuevos.

Los usuarios “desesperados” por mantenerse en contacto con sus relativos, al ver que sus redes usuales no funcionaban correctamente, emigraron en masa a la alternativa de mensajería de WhatsApp, donde 3 millones de usuarios se sumaron a los más de 200 millones ya activos que la compañía tiene a marzo de 2018.

La información fue entregada por el mismo presidente de Telegram, Pavel Durov, en su grupo público, haciendo alarde de su sistema de privacidad. Telegram, a diferencia de Facebook que funciona en base a publicidad vendida de acuerdo a la información personal de sus usuarios, se financia con aportes voluntarios de sus usuarios, lo que le daría la ventaja en privacidad al no necesitar vender los datos de sus usuarios para subsistir.

[Fuente: The Verge]