Es lo que ha estado haciendo noticia en las últimas horas en la escena local de la tecnología, ya que la justicia chilena ha acogido la demanda colectiva impuesta a Apple por la Organización de Consumidores y Usuario (Odecu) de Chile, quienes están buscando compensación de la empresa norteamericana tras conocidos los escándalos de ralentización de los equipos u obsolencia programada.

Para aquellos que no estén tan al tanto o no sepan de que trata esto, es conocido hace un par de meses -y algo que la misma Apple debió admitir tras presiones de leyes europeas- que la compañía de la manzana intencionalmente actualizó los equipos antiguos con nuevo firmware, provocando que estos se vuelvan lentos y obsoletos, afectando la vida útil de sus baterías y procesadores, forzando a los consumidores a tener que actualizarse al más reciente smartphone. Esto pasó específicamente con los modelos 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, 7 y 7 Plus, junto con su variante SE.

La demanda en cuestión de la Odecu apunta directamente a los distribuidores oficiales de la marca en nuestro país, Apple Chile, MacOnline y Reifschneider, buscando que se compense a quienes compraron un iPhone de los modelos mencionados previamente entre el 2014 y 2017 con un pago de $126.000 CLP cada uno.

Con la demanda ya acogida, la Odecu ahora está pidiendo a la justicia que soliciten todos los antecedentes posibles a la Subtel y a cada una de las compañías proveedoras de servicios móviles en Chile. Quienes deseen sumarse a la demanda, solo basta que efectivamente hayan comprado un smartphone Apple en los tiempos mencionados y entregar sus datos mediante este formulario en línea. Al día 29 de enero de 2019, la Odecu indica que más de 32 mil personas se han hecho parte de la demanda colectiva.

Esta no es la primera vez que Apple se ve en problemas debido a este incidente de obsolencia programada, múltiples organizaciones de los derechos de los consumidores en todo el mundo también están buscando compensaciones por lo hecho, calificado como una acción “premeditada y deliberada”. Ya hay antecedentes positivos para la acción legal, ya que a fines de 2018 el gobierno de Italia multó a Apple y Samsung por no informar a sus consumidores sobre la vida útil de sus baterías de litio.

Fuente: CNN Chile.